Skip navigation

Una canción perfecta, redonda, circular. Un Universo en si mismo. Una combinación exacta, un receta magistral.
Algo así es como es como un atajo al cielo, pero no a cualquier cielo. Solo al nuestro, a esa mezcla abigarrada de sueños, emociones, vivencias, pasados, futuros y esperanzas, al que la mente apela en los peores momentos de nuestras vidas. Como la plegaria del peregrino cuando ha extraviado su camino, como el mantra salvador que nos mantiene cuerdos en el medio de la mas terrile tormenta.
Un password a nuetro propio paraiso, alejado del desquicio diario de un mundo atroz.
No descubro nada al decirlo, lo sé. La música tiene desde siempre esa maravillosa función. Esta implicta en su mismisima estructura. Es integral.
Esta es una de esas. Es de Bowie, lo cual no me extraño. Llevo treinta años escuchando las maravillas que David Bowie suele hacer. Pero de vez en cuando lo que el hace, lo que escribe, lo que actua, se configura como clave que me permite acceder a ese paraiso personal del que antes les hablaba. Esta canción, en particular, me conecta en directo a tramas completas de mi vida.
Pocas veces, sin embargo, los videos que les hacen, o las imagenes que se eligen para graficarlas, logran suficiente justicia a este tipo de canciones.
Y esta es la excepción.

Hijo del Jueves.
Toda mi vida lo intente duramente
Haciendo lo mejor que podía
Nada paso de todas formas

Algo en mi quedo relegado
Un murmullo de esperanza que parece fallido
Quizás nací fuera de tiempo
Partiendo mi vida en dos

Abandoname mañana
Ahora que realmente tengo una oportunidad
Abandoname mañana
Todo empieza a encajar

Abandoname mañana
Contemplando mi pasado para dejarlo ir
Abandoname mañana
Solo por vos no lamento

Y fui el chico del Jueves
Lunes, Martes, Miércoles, yo nací
Lunes ,Martes, Miércoles, yo nací

A veces adormezco mi corazón
Atravesando días y noches solitarias
A veces mi coraje rueda por el piso
El viejo Sol de la suerte esta en mi cielo
Nada me alerto sobre tu sonrisa
Iluminando la oscuridad de mi alma
La inocencia esta en tus brazos

Abandoname mañana
Contemplando mi pasado para dejarlo ir
Abandoname mañana
Solo por vos, no lamento

Que fuera el chico del Jueves
Lunes, Martes, Miércoles, yo nací
el chico del Jueves
Lunes, Martes, Miércoles, yo nací
el chico del Jueves.

David Bowie nació un Jueves, especificamente el Jueves 8 de Enero de 1947. El quinto día de la semana, el Jueves, deriva de Thor, o Jupiter en el panteon romano, y pasa por ser el único de los dioses que nunca pudo llegar al paraiso atravesando el arcoiris entre este y la Tierra. En ese sentido, significa aquel que aún tiene un largo camino por recorrer. Lo cual es muy cierto para Bowie, un artista que considera que nunca envejecera y aún así con la lucidez necesaria para contemplar su envejecimiento y reflexionar sobre ello.
Thursday´s Child fué el single elegido para Hours de 1999 y es una de las mas hermosas canciones de David.
Sit and enjoy.

Anuncios

4 Comments

  1. excelente post.gracias

  2. uan joya realmente. el video me hipnótico para mí, lo adoro, esas miradas!!! una obradearte

  3. hola negroperro. me pinto enviarte este pequeño relato a partir de esta monstruo que es david.

    http://rockuerdos.blogspot.com/2006_05_18_archive.html

    hugo

  4. Me encanto tu relato, Hugo.
    Es una pena que no hayas continuado con esos rockcuerdos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: