Skip navigation

2 de lamañana.
Acabo de pasar en rojo el semáforo de Independencia y Juan B.Justo. Nada me detiene. Nada oigo.Nada veo.
Hoy no hay techo amarillo que valga.
Soy sincero, estoy hecho pedazos.
Todo lo que queda es este auto-taxi, la necesidad imperiosa del dinero y el vació enorme que,inevitable e impiadoso, me succiona.
El Falcón sigue en su curso, misterioso , se comporta como si no importase que yo estuviera tras el volante.
No es animo suicida, aclaro, tengo demasiadas cosas que mantener a flote, me guste o no.
Solo es ausencia y vació.
Soledad y autismo.
No quiero estar ahí. Años mas tarde alguien escribirá una canción que resume la exasperación de instantes como ese.
Pero en 1992 yo no conozco a Radiohead.
Tengo desde hace un par de meses un casette al que no le he prestado la debida atención.
Lo tomo, lo sopeso, lo inserto en el stereo del taxi.
Las primeras dos canciones no las entiendo muy bien o no me cierran. Hablan de secuencias y de rutas, de fugas y de labios mojados. Escuchar se hace difícil. No entiendo todos esos cambios, me estiro para quitar el casette.
Entonces se instala la distorsión y unas palabras son susurradas, apenas.
Rebobino para dilucidar si lo que escuche es cierto.
Es claro que si lo dice….dejame vivir este sueño, el mejor que he tenido…a continuación la letra más poética que este tipo haya podido escribir alguna vez, las guitarras mas intensas, el ambiente denso, eléctrico, relampagueante.
allísobre el pavimento, a las 2.15 de la madrugada de un día que ya no recuerdo, en el lejano verano de 1992, Dynamo y todo su esplendor acaban de arrancarme del sueño.
Despojo, vació, alma y corazón, todo se arremolina, se retuerce el cuerpo clavado por mil trazas de cristal.
Es el fondo y es la luz.
Es la clave y el mantra que me sanara.
Es el toque que rescata a la cordura y que devuelve al mundo al pedestal de belleza perdido.
Gustavo arrastra infinitas veces las palabras...florecer,florecer,florecer,al soltar mi cuerpo en remolinos…
Mis lagrimales se desbordan, la contención de todo un año de miserias cede, me inundo y dejo que las lágrimas se escurran de una vez.
Lloro desconsolado sobre el volante de un taxi parado en el semáforo de Juan B.Justo y Edison. Pasaran varios minutos y algunos bocinazos para que el mundo tome peso y se haga realidad en mi.
A las 2.20 de una madrugada ya me siento vivo otra vez.
Y no es poco créanme.
Blogged with the Flock Browser

Tags: , , ,

Anuncios

One Comment

  1. sin dudas es “la cancion”. todo esta incluido letra, sonido, la ida corporal y mental que produce el escucharla.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: